La Universidad no es para tener un título

Alguna vez escuché a Brène Brown, una mujer líder, muy inspiradora y quien habla sobre la vulnerabilidad, entre otros temas, decir que ella misma ha abierto la invitación para no asistir a la Universidad por un título, sino a vivir la experiencia universitaria de conocer, aprender y relacionarte con tus pares; ir a explorar y ser un curioso de la vida.

Me sorprendí a mí misma con una postura similar. Siempre he creído que tenemos un mal entendimiento de la educación superior; de alguna manera la vemos como otro medidor de nuestra valía personal y hacia afuera un parámetro de éxito o superación “si fuiste a la Universidad hiciste algo con tu vida”. En primer lugar, es un error total elegir una profesión antes de los 24 años. Nuestro cerebro termina su proceso de desarrollo y madurez hasta esta edad, antes aún no está preparado para este tipo de decisiones que determinan mucho tramo de nuestras vidas. 

La educación superior, desde mi punto de vista, debería ser el trecho que cada uno recorra para descubrir sus pasiones, perfilar sus talentos, relacionarse con otros seres humanos que nos despierten nuevos intereses, y sobre todo, para adquirir habilidades que nos apoyen en la vida afuera de la Universidad: trabajo en equipo, estructura, profesionalización de procesos, liderazgo, seriedad de nuestra palabra, organización, etc. 

Alguna vez te has preguntado ¿Cómo se vería el mundo si la Universidad fuera un espacio de este tipo? 

No vayas a la Universidad si crees que hacerlo te dará el “éxito”, o piensas que el prestigio del lugar resolverá tu futuro. No vayas persiguiendo tu título. No vayas para competir con los demás. 

¿Para qué quieres ir a la Universidad?

Ir a la Universidad, para mí, significa ser parte de un proceso para convertirte en un líder, en un creador y en un colaborador. Es entonces cuando aprovechas el privilegio de acceder a la educación superior. 

Mamá, papá: 

Sé que para ti es importante que tus hijos vayan a la Universidad, pero no por lo que tú crees, sino porque piensas que esto habla bien de ti. 

Si yo fuera mamá, me gustaría plantearle a mis hijos dos posibilidades. La primera, terminar la preparatoria e irse a recorrer el mundo para ver otras maneras de vivir, otras culturas y desarrollar en ellos sus propias capacidades al enfrentarse a las barreras del idioma o a buscar empleos de todo tipo. Luego, al volver, entonces sí elegir un camino con mayor madurez física y personal. 

La segunda sería cursar la Universidad a la edad que comúnmente se ingresa, pero sólo para aprender habilidades y hábitos de alguien profesional, no para terminar una carrera. Me gusta pensarlo así. Es una posibilidad. 

Sea cual sea tu postura, no hay respuesta incorrecta. Esto es sólo una manera de replantear la educación superior de como la conocemos. Finalmente, recuerda siempre hacer chamba personal. Tu título universitario se cancela si no crees en ti y no haces por los demás. Si vas a la Universidad, sé un líder allá adentro. Asegúrate de crear equipos. Aprende a hablar alto.

Si tienes la posibilidad, tienes la responsabilidad de crear un impacto.

Sé que este tema puede ser muy controversial, pero es importante hablarlo y dejar de ejercer presión en los niños y jóvenes sobre ir a la Universidad para “ser exitosos”, porque sí, hay personas que han construido grandes cosas sin ir a la Universidad, y mucho otros que terminaron una carrera y no ejercen su profesión. El camino de cada uno es personal. Está perfecto ir a la Universidad, pero también es perfecto desarrollarte como ser humano, alimentar tus pasiones y tu curiosidad para navegar el mundo con todas las herramientas posibles. Si como padres y como sociedad lleváramos a los más pequeños a descubrir sus propios talentos, seguro sería más fácil para ellos llegar a una pasión que les represente abundancia, alegría y un propósito por el cual moverse todos los días. 

Digiérelo. No es la regla. Es sólo una postura de libre pensador.

Marta RO.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.