¿Por qué esperamos hasta que la bomba explote para pedir apoyo?

¿Por qué los seres humanos nos llevamos al límite de nuestras propias fuerzas para físicas y mentales para pedir apoyo? 

Siempre se me ha hecho muy curiosa la tendencia de muchos por buscar apoyo o iniciar en el trabajo personal -llámese terapia, coaching, psicología, psiquiatría, medicina alternativa, meditación, etc.- hasta que están sumidos en un momento prolongado de crisis, o lo que es lo mismo, hasta que la bomba les explota en la cara. 

Entiendo y estoy de acuerdo en que todo momento es perfecto para iniciarse en el trabajo personal; sin embargo, es notable para mí cómo es que algunos llegan a un grado de dolor -porque lo sufren y es doloroso- para buscar algo que los sostenga. Esto no es más que un reflejo del contexto del que somos parte en el que la salud mental no es importante, prioritaria ni una necesidad básica como lo es algún otro pilar de bienestar. 

No hay curso, taller, terapia, coaching, gurú o guía espiritual “que te salve”. Una crisis es el conjunto de muchas señales que antes ignoraste; por ello, el trabajo personal es un recurso constante de apoyo porque funciona para nutrir nuestra vida, no para arreglarla. 

El trabajo personal nos fortalece ante un momento de crisis, y es mucho más profundo que tomar una sesión o una primera vez de algo. La constancia es lo que nos permite desdoblar capas profundas de nuestra vida: explorar realmente nuestras creencias, entender nuestro linaje, explorar nuestro camino y propósito, etc. 

Nada me encantaría más que crear una cultura en la que fuera vital desarrollar una relación con la salud mental desde la importancia de nutrirnos, no como el último recurso para parchar nuestras heridas. 

Nutrir es la manera en la que yo vivo el contenido que tomo de diversas herramientas para seguir creciendo. 

Quiero dejar bien claro que para nada señalo o apunto que “esté mal” entrar al trabajo personal movidos por una crisis personal grande; al contrario, es de valientes tomar la decisión de responsabilizarte por tu propia vida. Se trata de entender que todos los días puedes trabajar en ti para ti con la conciencia de que hacerlo es el viaje, no el destino. 

A continuación les comparto las 3 razones por las que algunos no buscan apoyo hasta que la bomba les explota en la cara: 

1. Condicionamiento Social

Vivimos para cumplir el juego social que nos ha hecho creer que deberíamos poder solos, que pedir apoyo o sostenerte de un especialista es para “gente loca”, que nadie te va a enseñar a vivir y que es un gasto innecesario. 

Busca apoyo para mover tu mundo interno: tú no puedes verlo todo. Hay gente experta que está para apoyarte a ver puntos ciegos que no ves en ti. 

2. Ego 

Prefieren defender la manera en la que ven el mundo antes que ser humildes y pedir apoyo. El ego defiende el mundo que inventaste: “yo no necesito de nadie”, “yo puedo solo”, “yo no estoy loco”. Son tus creencias las que salen a flote cuando resistes un apoyo de esto tipo; la creencia de verte débil, verte chiquito, verte bajo las órdenes de alguien, etc. Para muchos, pedir apoyo es quebrantar su manera “correcta” de vivir y lo toman personal: “lo estoy haciendo mal”, “qué me falta”, “por qué creen que necesito esto”, etc. 

3. Recursos: tiempo y dinero 

Sería bueno preguntarse si realmente no contamos con ambos recursos o invertirlos en nuestro desarrollo personal no no es tan importante. La gente tiene tiempo, ganas y recursos económicos para lo que le es importante, y sin embargo, invertir en nosotros nunca tiene qué ver con el dinero. Cuando algo no es suficientemente valioso, siempre vamos a encontrar los recursos -en tiempo y dinero- para tenerlo. 

Hasta que no veas el trabajo personal importante no vas a sacar dinero y tiempo de tu vida para hacerlo.  

No hay necesidad de llegar al límite y sentir el peligro cerca para actuar. El trabajo personal es infinito, no es una isla para llegar a otra. En la medida que aprendamos a integrarlo en nuestras vidas estaremos listos para enfrentar las pruebas que vengan desde una perspectiva más integral, no momentánea.

Marta Ro.  

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.