Toda acción tiene una intención

¿Te ha pasado o has tenido la sensación de hacer, hacer y hacer y no llegar a tu resultado o al fin que esperas? 

No es casualidad. Lo rápido del momento actual y el ritmo de la vida marcan el pulso de “cómo hay que movernos” para crear lo que queremos ¡Acciona, acciona, acciona! De hecho, parece que es una contradicción lo que estoy a punto de escribir, pues como entrenadora uno de mis key points con la gente y en los equipos es ¡Muévete! Sin embargo, no es accionar y ya lo que crea tu resultado. Es un mito del mindset creer que accionar es suficiente. 

Es la intención detrás de tu acción lo que genera el resultado.

Es por ello que no basta moverte. El primer paso es preguntarte ¿Qué intención hay detrás de lo que quieres conseguir? 

Usaré un ejemplo para que sea más claro:

Resultado esperado: una relación de pareja. La acción para llegar a ese resultado probablemente la ejecutes correctamente: estás abierto a la posibilidad, tienes citas, expandes tu círculo social, trabajas en ti para verte y sentirte bien, etc. Pero, ¿para qué quieres tener una relación de pareja? Para no sentirte “quedado”, para no estar solo, para cumplir la expectativa social, o realmente buscas nutrir al otro, crecer juntos y formar un equipo. La intención es lo que te mueve hacia lo que deseas, y si en tu vida no se proyecta lo esperado, quizá deberías poner atención a tu verdadera intención. 

Otro ejemplo es un negocio. Al menos en este espacio más de una vez me has leído o escuchado ¡Toma acción en tu negocio! Pero insisto, ¿qué hay detrás de tu hacer en el día a día? Todos los resultados son válidos: dinero, expansión, nuevo rango, ingreso extra, etc. Empieza por declarar tu intención y a partir de ahí elige los pasos que vas a dar hacia eso que quieres. 

Pero hay, incluso, un paso antes que la intención, y es tu interpretación.

Sí, es la energía detrás de tus acciones lo que va a crear el resultado, pero la energía siempre viene de tu interpretación. Si interpretas miedo, miedo vas a proyectar; si interpretas poder, eso es lo que vas a ver. 

Interpretación – intención – acción

Entonces, si toda acción tiene una intención ¿Qué resultado has visto hasta ahora en tu vida de acuerdo con tu intención y no con tu acción? 

Seguir en el camino de hacer, hacer y hacer sólo te va a agotar y realmente nunca llegarás a algo sólido. En cambio, si le metes intención direccionas la energía a lo grande y vas claro de cómo avanzar. Confía en que tu energía bien intencionada te va a llevar a cumplir tus sueños. 

Acción sin intención es igual a cero.

Marta RO. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.