Innsaei = intuición

La entrada de esta semana nació luego de ver un documental llamado ‘Innsæi’. Decidí escribir al respecto porque es un ejemplo perfecto del poder y el impacto de las palabras y cómo estas construyen puentes que nos conectan, en este caso, con nuestra verdadera esencia.

Innsæi’ es una antigua palabra islandesa que se utiliza para referirse a la intuición. En Islandia guarda más de un significado; puede representar “el mar interior” (la naturaleza sin fronteras de nuestro mundo interior; un mundo de visión, sentimientos e imaginación en constante movimiento); “ver dentro” (conocernos a nosotros mismos lo suficientemente bien como para ponernos en el lugar de los demás) y “ver de adentro hacia afuera” (contar con una brújula interna fuerte para navegar un mundo en constante cambio).

Las tres interpretaciones se conectan para referirse al poder de la intuición, sobre todo, para ahondar en el arte de la introspección como una necesidad del mundo actual, repleto de distracciones, desconexión y estrés. El documental viaja entre temas de neurociencia, conciencia y espiritualidad para explicarnos la urgencia que como seres humanos tenemos de reconectar con nuestra esencia. 

Más allá de las referencias artísticas y testimonios de científicos (vean el documental online), el mensaje es claro: sólo la intuición nos conecta; es la que nos une como humanidad, y sin ella, perdemos el sentido de propósito y pertenencia.

Como lo he dicho otras veces, la intuición es nuestro sexto sentido y la brújula que siempre nos indica hacia dónde ir y cuál es la respuesta, no para no equivocarnos, sino para aprender que las caídas son parte del viaje y fuente de lecciones. 

El reto del mundo del que somos parte es aprender a escuchar nuestra intuición en medio de todo el ruido de información; estamos desconectados de ella y olvidamos cómo ser conscientes de los mensajes sensoriales disponibles en muchas dimensiones de la vida. 

El burn out, por ejemplo, es uno de los males del presente; nos lleva a vivir un ritmo que celebra el hacer hasta quedar exhaustos sin dar espacio y tiempo a la reflexión de lo que nos alimenta, y a la vez, nutre a los demás. La sabiduría ha sido reemplazada por el conocimiento, y este a su vez por piezas de información que crecen nuestro ego de ‘conocedores’. La pregunta es ‘¿Qué tanto de ti conoces realmente?’

La intuición no es color de rosa ni de algodón, es un llamado a conectarnos a la vida, a escucharla, porque constantemente nos habla y nos da feedback. Es, además, el músculo para volver a sentir asombro por lo nuevo y lo desconocido, y la que despierta nuestra capacidad de realmente apreciar cada uno de los eventos de la vida.  

Si ‘innsæi’ es ir hacia adentro, les invito a explorar su mundo interior, a navegar con él desde la aceptación que el cambio es la única constante y que todos llevamos puesta una brújula para transitar nuestro propio camino. Si afinamos la capacidad de notar y escuchar a la intuición nos será más fácil tener claridad, y una mente y corazón claros nos apoyan a dar pasos firmes. 

Marta RO. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.